10 errores que todos cometen al elegir el POS

10 ERRORES QUE TODOS COMETEN AL ELEGIR EL POS

Todo el que quiere montar un negocio físico tiene que contar con un POS que se adecue a sus necesidades. Sin embargo, existen muchos errores comunes que se cometen a la hora de elegir un sistema de este calibre. La decisión de decantarse por un sistema u otro es vital porque el negocio en cuestión va a tener que trabajar con él. Por ello, aquí tenéis los 10 errores que todos cometen al elegir el POS.

1. No tienen en cuenta sus necesidades

Básicamente, eligen el mejor POS del mercado, sin mirar en su establecimiento, ni en su clientela. Da igual lo que ingresen al mes, cuánto cueste el POS, qué funciones necesitan y cuáles no; no tienen en cuenta sus necesidades y luego lo pagan caro. Decimos que lo pagan caro porque, según los expertos, los mejores POS del mercado son, normalmente, los más caros.

Así que estudiad vuestro negocio y definid vuestras necesidades, antes de contratar con cualquier empresa.

2. No leer la letra pequeña

Cuando contratamos un POS, estamos contratando un suministro, ya que pagaremos una cuota mensual en la gran mayoría de los casos. Todos estos contratos tienen ciertas cláusulas que nos pueden perjudicar bastante, como es la famosa cláusula de cancelación.

En un principio nos da igual porque estamos empezando un negocio y creemos que no vamos a tener que cancelar nada, hasta que ocurre. En ese preciso instante vais a lamentar no haberos leído bien el contrato.

3. No comparar

Existe otro perfil de comerciante el cual no entiende sobre tecnología y contrata el primero que pilla. En cualquier contratación tenemos que comparar qué hace la competencia porque, quizás, nos estén vendiendo algo demasiado caro. Con la existencia de Google, las contrataciones de este tipo de productos son mucho más sencillas porque sabes a quién acudir, como a quién no acudir.

Por lo tanto, comparad y no tendréis que lamentarlo en un futuro próximo. Por otro lado, existen clientes los cuales no han comparado nada y les ha funcionado a la perfección ¿Queréis jugárosla?

4. No fijarse en el servicio técnico

Quizás, una de las cosas más importantes en cualquier POS, es el servicio técnico que ofrezca la empresa en cuestión. Esto es porque algún día os puede dejar tirados, como cuando queremos usar alguna función que no sabemos cómo se utiliza. Es tremendamente importante disponer de un servicio 24/7 que sea eficiente y solucione nuestros problemas.

De lo contrario, vendrán las risas cuando tengamos que tirar del servicio técnico y tarden en atendernos, tengan un coste de llamada brutal, no solucionen nuestros problemas, etc.

5. Contratar un plan inadecuado

Decimos inadecuado porque el plan te ofrece menos o más de lo que realmente necesitas. Por lo tanto, ocurren dos cosas: o estamos pecando de ahorradores, o estamos malgastando el dinero. Cualquier economista me dirá que las dos cosas es malgastar el dinero porque el desembolso no está produciéndose de manera efectiva o productiva.

Por tanto, intentad escoger el plan que más se adecue a vosotros, aunque tengáis que pagar más o, incluso, ahorrar un poco más.

6. No pensar en el e-commerce

Todos son risas hasta que los tiempos cambian y las tiendas facturan más por internet, pero, espera ¿Tu POS no puede sincronizar tu tienda online con tu tienda física? Este problemón le ha pasado a más de uno y es por hacer mal las cosas desde el principio. Existen varios POS que te ofrecen esta posibilidad, como Shopify POS, Miva Merchant o Webnexs POS.

Pensad que en el futuro todo se va a vender por internet, a no ser que se trate de oficios muy determinados, como el de la peluquería, por ejemplo. Tenéis que tener visión de empresario para elegir un buen POS.

7. ¿Y el marketing?

Una faceta de la que la mayoría de gente se olvida, es la del marketing. Por si no lo sabíais, existen POS que han potenciado este apartado en sus sistemas, de modo que nos permiten guardar, en una base de datos, todos los datos de los clientes para poder practicar email marketing con ellos, como posicionar nuestra página web.

El marketing ayuda a potenciar el comportamiento de las empresas, traduciéndose en más ventas, más cliente, más ingresos y mejor posición en relación con tus rivales.

8. Elegir un sistema incompatible

Imaginaos en el caso de que regentéis un comercio de muchos años y queráis dar un paso hacia adelante en la digitalización del negocio. Entonces, os ponéis a buscar POS, pero da la casualidad de que tenéis accesorios que os pueden servir para ese POS, como es el de una caja registradora, lector de código de barras o un lector de tarjetas.

Después, contratamos un POS que no es para nada compatible con los accesorios que ya tenemos ¿Qué hacemos ahora con ellos? Malamente, ya que no tienen una cotización en el mercado de segunda mano, nadie los quiere. Pues, al final, nos tocará tirarlos y perder dinero.

9. Comisiones sangrantes

Pongámonos en el supuesto de que el POS que hemos contratado nos encaja a la perfección: va rápido, es intuitivo, tiene las funciones que necesitamos, sus accesorios son buenos; se adapta a nosotros. Sin embargo, esta plataforma que hemos contratado impone unas comisiones que son difíciles de pagar, en el caso de que no ingresemos mucho dinero.

Esto nos lleva a tener que cancelar el servicio, con todo lo que ello supone: estar sin POS con el negocio abierto, pagar cláusulas, buscar otro, etc.

10. No centrar la actividad de tu negocio

La mayoría de POS van dirigidos a una actividad concreta: restaurantes, bares, hoteles, cafeterías, tiendas de ropa, etc. Muchos cometen el mismo error, que es elegir un POS que no está centrado en la actividad que realizas. Por ejemplo, adquirimos un POS para restaurantes, pero tenemos una boutique de moda.

Nos va a suponer un gran quebradero de cabeza, ya que el inventario se hace de otra forma, los descuentos son distintos, la forma de organizarse es diferente, etc.
Te dejamos mas informacion de POS system como funciona: https://en.wikipedia.org/wiki/Point_of_sale